Bienvenido a Cartagena de Indias

Mi Cartagena de Indias


Capuchón de los nuevos tiempos con los colores de la bandera de Cartagena de Indias. [Foto: El Universal]

EL CAPUCHÓN

Por: Carlos Crismatt Mouthon

En retrospectiva, el capuchón puede declararse como el personaje de las Fiestas del 11 de Noviembre hasta los años 60 del Siglo XX.

Su confección era sencilla, pues constaba de dos partes, una túnica de manga larga que cubría el cuerpo del cuello a los pies, y una capucha para la cabeza pegada por la espalda, con agujeros para los ojos y una extensión de tela hacia la barbilla que permitía agarrarla con la mano para que no se jalara y se descubriera la identidad de quien lo usaba.

En general, tiene reminiscencias de los capirotes -la capucha de alto pico- con que se cubrían las cabezas de los condenados por la Santa Inquisición, así como de la vestimenta blanca con su capirote de los miembros del temido Klu Klux Klan en los Estados Unidos.

En el contexto religioso actual, estos capirotes -con sus túnicas de colores pardos- son usados en la procesiones católicas de Semana Santa por los llamados 'nazarenos'.

Este disfraz del capuchón era enterizo y no tenía botones ni cremalleras, y para ponérselo simplemente se metía por los brazos y la cabeza. Se confeccionaba por cualquier persona con conocimiento de costura y se usaban telas de poco costo y que fueran frescas para aguantar el calor del trópico.

El color era principalmente rojo, aunque algunos los hacían en telas amarillas, blancas, negras y hasta verdes, pero se distinguían del resto de capuchones y perdían algo de su anonimato. Mientras que en un grupo de capuchones rojos era muy difícil individualizar a uno de ellos.

Por fortuna, eran tiempos de poca delincuencia, de tal manera que el capuchón nunca tuvo una connotación para actos criminales, tal como podría usarse hoy día.

Sin embargo, sí dio para picarescas situaciones en que una mujer o un hombre era sorprendidos por su propia pareja poniéndoles cachos. O que los 'gays' de la época usarán el capuchón como medio para esconderse con su conquista dentro del bullicio de la gente sin que nadie lo notara.

Claro, que tampoco faltaban los que quería burlarse de los demás diciéndoles cosas que jamás podrían hacer con el rostro descubierto, y los lisos que se colaban a reuniones y fiestas sin ser invitados. El truco era hablar con voz aflautada -┬┐No me conoces?- para confundir al enemigo.

Su uso tenía una connotación popular, a pesar que muchos adultos de estratos altos se lo ponían para salir a 'fiestar' con su levante de temporada.

Pero a pesar de ser barato, cómodo y fresco, otras personas gozaban más usando disfraces que representaban a personajes de la historia, de las novelas, de las películas o de los 'comics'.

De tal manera que era común ver a 'superman', 'batman', el gorila, el tigre, el pirata, entre otros, en los desfiles del bando.

Bueno, no se puede terminar sin mencionar a los que se 'disfrazaban' con una lanza de madera en la mano, vistiendo un pantalón mocho y untándose en el cuerpo azul de lavar o aceite con carbón, para intimidar a los transeúntes y pedirles plata.

 


      Cartagena de Indias Web © 2011
Diseño y Edición: Carlos Crismatt Mouthon
Web: www.cartagenadeindiasweb.com
Dirección alterna: cartagenadeindiasweb.tripod.com
E-mail: cartagenadeindiasweb@gmail.com
Políticas de uso
Cartagena de Indias - Colombia - América del Sur
Te informamos que
 This free script provided by JavaScript Kit